Sobre el hogar y el regreso a casa

--



Inspirados en el transcurso y el correr del tiempo. En el hogar y el origen, la permanencia que resiste y se hace familiar. Nos fuimos solo para regresar. Enfocados en poner a nuestra persona primero en esta instancia, esto es personal. Es hora de encontrar el camino, el que siempre hemos tenido enfrente. Los momentos perfectos no existen, el momento es ahora. Aquí.


Bienvenido.



Contarse cuentos. Bellas costumbres. Espacios de calor. No hay cuentos porque no hay hogares. Y ya de mayores trataremos de recordar. El lugar donde está el fuego, que templa.


La casa es finalmente, encontrarse en casa.


Sobre el habitar y cómo nos insertamos. El mundo de la vida, lejos de lo extraño. Lo inhóspito es no estar en casa. Y en la intimidad, el acto de confianza roza todo lo que estando destinado a permanecer en secreto, en lo oculto, ha salido a la luz"


Ni la casa es un edificio, ni un refugio, ni el habitar tiene un vínculo con un lugar físico. Estar, finalmente, está motivado por el sabor de una comida que recuerda un tiempo distante en la memoria, el aroma de un libro que te invita a la lectura, el sentimiento que despierta la imagen de alguien que amas o, mejor aún, la compañía de una persona amada.






453 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo